Pares craneales

Hace dos días mi papa me regalo una computadora lenovo ideacentre me emocione mucho, cuando la abrí el diseño me  agrado bastante y la verdad es que ya necesitaba una computadora fija; para estrenarla abrí Word e hice un resumen de la exploración neurológica que aprendí desde hace medio año, pero como es algo muy importante y cotidiano en la practica medica decidí escribirlo

Los seres humanos tenemos doce pares de nervios craneales

El primero se llama olfatorio y se explora determinando si el paciente percibe olores de sustancias conocidas como café, jabón, chocolate etc., así que le pedimos al paciente que se siente, que ocluya una fosa nasal y cierre los ojos, así valoramos ambas fosas.

El segundo par craneal es el óptico, para explorarlo debemos utilizar nuestra lamparita de mano y ver los reflejos del paciente, si hace miosis y midriasis, es decir si cuando ponemos la luz en su ojo la pupila se dilata y si la quitamos se contrae, después valoramos su agudeza visual la cual consiste en poner una cartilla llamada cartilla de Snell con letras van de grandes a pequeñas, debemos taparle un ojo y que nos diga hasta que línea de letras alcanza a ver.

Los pares craneales 3, 4 y 6 se exploran juntos el tercero recibe el nombre de oculomotor, el cuarto de trigémino y el sexto de abducens, le pedimos al paciente que siga nuestro dedo con los ojos para ver la movilización correcta de los ojos, muestro dedo debe hacer una H para su correcta evaluación, al igual evaluamos el reflejo fotomotor y consensual que consiste en poner luz en un ojo y ver que el ojo contrario haga miosis y midriasis y viceversa.

El quinto para craneal es el trigémino, este nervio tiene tres ramas la V1que es la oftálmica, V2 que es la maxilar y V3 que es la mandibular, tiene una parte motora y una parte sensitiva,  para explorar la parte motora se le pide al paciente que mastique para ver si no hay alguna alteración en los músculos de la masticación que son los temporales (cabeza), los maseteros y la articulación temporomandibular, solicitarle que mueva la mandíbula de un lado a otro (lateralmente), por ultimo ponemos una mano en la frente y otra en la mandíbula y le pedimos que protruya la boca oponiéndole fuerza para valorar su reflejo meseterino, la parte sensitiva la valoramos pasando un algodón o el lápiz por la frente, mejillas y mandíbula para ver su sensibilidad.

El séptimo para craneal es el facial, igualmente tiene una parte motora y una sensitiva, la parte motora se valora pidiéndole al paciente que haga varios movimientos con su cara para descartar si algún musculo facial esta afectado, ejercicios como que eleve los parpados, cierre fuertemente los ojos, sonría, enseñe los dientes, infle los cachetes etc.; para la parte sensorial se le pide al paciente que cierre los ojos, tape su nariz y aplicamos algunas sustancias en su lengua sin que las trague debe decir que sabor tiene, si es dulce, acido, salado o umami.

El octavo par es el vestibulococlear que es el de la audición y el equilibrio, esta prueba la realizamos utilizando un diapasón y hacemos ejercicios para ver su coordinación y equilibrio.

El noveno par es el glosofaríngeo lo evaluamos pidiéndole que diga “aaah” y observamos su velo del paladar y la úvula.

El decimo es el vago, lo evaluamos pidiéndole al paciente que abra la boca metemos un abatelenguas y le provocamos el vomito, así valoramos el reflejo nauseoso

El onceavo es el hipogloso lo evaluamos pidiendo que eleve los hombros y gire la cabeza lateralmente

El doceavo es el accesorio pedimos que haga movimientos con su lengua y pronuncie letras como la r, t y l, por ultimo evaluamos la fuerza de la lengua oponiendo resistencia en sus cachetes y que el paciente empuje con la lengua.

Si deseas más información del tema visita Cyberpuerta.mx