Logística urbana: necesidad de adaptarse a la sociedad del siglo XXI

Las ciudades más desarrolladas son las que están notando un crecimiento significativo en su economía y población y, por lo tanto, exigen más servicios de logística.

Mientras buscan formas de mejorar el suministro y la distribución de bienes, también intentan asegurar el impacto de estas actividades logísticas en la ciudad, especialmente las emisiones y el ruido.

Debido al aumento de los edificios residenciales en el centro de las ciudades, los almacenes y fábricas se transportan en las afueras de estos, lo que significa que la distancia que deben recorrer los vehículos distribuidores para ofrecer su servicio a sus clientes es mayor.

Resultado de imagen para ciudades

Esto está ocurriendo en ciudades como París o Londres por ejemplo y, debido a esto, las emisiones de los vehículos y el deterioro de la calidad del aire son un problema.

Las empresas desean ser más eficientes, más rápidas y poder satisfacer a sus consumidores y adelantarse a la competencia.

Han comenzado a seguir la tendencia omnicanal que establece más puntos logísticos para acelerar la llegada de productos a los clientes.

Si bien esta estrategia beneficia a las empresas, contribuye al aumento de las emisiones y el ruido en la ciudad.

Una de las soluciones para reducir el impacto de los servicios logísticos es limitar la circulación de los vehículos de transporte en ciertos momentos del día.

Esto puede reducir el ruido y la molestia en ciertas áreas residenciales.

Además, el auge de los vehículos eléctricos también está ayudando a mejorar este nuevo problema.

Lugares como en Ámsterdam, han comenzado a ofrecer privilegios a las empresas que utilizan vehículos de transporte eléctrico.

En algunas ciudades, los métodos de transporte más antiguos, como los trenes, que restringen la congestión en las carreteras y reducen las emisiones vehiculares, son cada vez más populares.

Si bien cada empresa debe contribuir a reducir el impacto de los servicios logísticos, se cree que un punto de vista más colaborativo de las empresas es lo que puede llevar a una solución definitiva y la sostenibilidad de la ciudad.

https://www.eluniverso.com/noticias/2019/06/24/nota/7391994/como-reducir-impacto-ambiental-transporte-diario

Una idea es compartir el transporte y los recursos en los almacenes al tiempo que se establece la competencia entre empresas para proporcionar servicios más rápidos y más baratos.

Como puede verse, la mayoría de las calles en las ciudades más importantes de estos países desarrollados no fueron construidas para satisfacer las necesidades de los servicios de logística modernos.

Ahora, con soluciones como el aumento de vehículos electrónicos o un transporte colaborativo, las empresas tienen que trabajar arduamente para adaptarse y tratar de no dañar la sociedad de hoy.

Bajo este panorama, países como México donde el movimiento es también arduo en todo el país, las cosas pintan de forma similar.

Resultado de imagen para tráfico de coches

Es por ello que las empresas que se dedican a la logística buscan contar con puntos más estratégicos para atender la demanda ante la extensión del territorio mexicano.

Empresas como Intelideck, tiene ubicada sus instalaciones en un punto estratégico de la CDMX lo cual permite a sus clientes un fácil desplazamiento al destino final de entrega.

Esto la coloca como una opción viable que facilita y proyecta la operación diaria en cuanto al almacenaje de mercancías y en sí, facilitar las operaciones de almacenaje y logística de sus clientes.

Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Enlace permanente.