La importancia de las pruebas médicas en el estudio del PSA

Entre las primeras cosas que te pide un médico cuando te sientes mal es no automedicarte.

Esto suena muy lógico cuando analizas que si bien podemos tener síntoma similares con otra persona no necesariamente nos pasa lo mismo y esto se debe a que somos diferentes.

La mejor forma de conocer tu salud es el visitar a tu médico y éste a su vez, es conocerte a tí a través de un perfil bioquímico o estudio de sangre.

Es interesante saber que la sangre puede revelarte más allá de una anemia y en este caso exploraremos un tema que para los hombres es de vital importancia como lo es el antígeno prostático específico (PSA).

El antígeno prostático específico (PSA) es una proteína fabricada por la próstata, por lo tanto este es un tema de hombres.

Los niveles elevados pueden sugerir un agrandamiento de próstata, inflamación de próstata o cáncer de próstata.

Los niveles de PSA también se pueden usar para controlar la eficacia de los regímenes terapéuticos para las afecciones de la próstata.

Los niveles elevados de PSA pueden no necesariamente indicar cáncer de próstata y el cáncer de próstata puede no estar siempre acompañado por la expresión de PSA.

Los niveles pueden elevarse en presencia de una infección del tracto urinario o una próstata inflamada.

Un nivel de PSA superior a 2,5 ng/ml, o un tiempo de duplicación de PSA (el tiempo requerido para que el valor de PSA se duplique) de menos de 12 años, puede ser motivo de preocupación.

En este sentido, se recomienda hacerse una prueba anual de PSA para hombres a partir de los 50 años.

Los hombres que están en alto riesgo deben comenzar las pruebas de PSA entre los 40 y 45 años. Los niveles de PSA aumentan con la edad, incluso en ausencia de anomalías prostáticas.

Más del 15% de los hombres con valores de PSA entre 2,6 y 4,0 ng/ml que tienen 40 años o más tienen cáncer de próstata.

Según un estudio publicado en el Journal of the American Medical Association, el 25% de los pacientes con exámenes rectales digitales normales y los niveles totales de PSA de 4.0-10.0 ng/ml tienen cáncer de próstata.

En un estudio posterior publicado en el New England Journal, los investigadores recomendaron que el reducir el umbral de la biopsia de 4.1 a 2.6 ng por mililitro en hombres menores de 60 años duplicaría la tasa de detección de cáncer del 18 al 36%.

Cabe señalar que los niveles por debajo del valor actualmente reconocido el corte de 4.1 ng / mL puede no distinguir entre el cáncer de próstata y la enfermedad de próstata benigna.

En un estudio publicado en la revista Urology, se detectó cáncer de próstata en el 22% de los pacientes con niveles de PSA entre 2.0 y 4.0 ng/ml y la mayoría de los cánceres detectados por biopsia fueron significativos, lo que llevó a los investigadores a concluir que un número importante de cánceres podría detectarse en el rango de PSA de 2.0 a 4.0 ng/mL.

En otro estudio, investigadores en España detectaron cánceres significativos en algunos pacientes con un rango de PSA entre 1.0 y 2.99 ng/ml. Aunque el riesgo de desarrollar cáncer para aquellos en el rango bajo de PSA es pequeño, dijeron los autores, todavía es relevante.

Una dieta saludable de tipo mediterráneo puede ofrecer protección contra el cáncer de próstata y otras enfermedades asociadas con el envejecimiento.

Pero todo esto se puede identificar gracias a las pruebas médicas.

Si quieres más información sobre este tema no dudes en visitar el portal de Swisslab.