La aventura de un viaje puede comenzar con no saber a dónde ir y de paso… te sale barato

Cuanto más flexible seas, mejores serán tus posibilidades de encontrar vuelos baratos. ¡Intenta volar a donde están las ofertas!

Algunos sitios web lo hacen tan fácil como Google Explore & Skyscanner Inspire Map.

En estos sitios se te presenta un mapa de precios para diferentes destinos según tu aeropuerto de salida.

Ser flexible te permite planificar a dónde ir en función de lo baratos que sean los boletos.

Volar a una ubicación aleatoria puede ser muy divertido y puedes terminar descubriendo un área del mundo que no habías planeado visitar.

La flexibilidad y la espontaneidad pueden ahorrarte dinero.

Y un tip adicional si la espontaneidad te lleva a viajar hacia el extranjero y eso significa dedicar varias horas de viaje entonces piensa en opciones alternativas.

Cuando te encuentres buscando los destinos de acuerdo a lo que los sitios de Google Explore & Skyscanner Inspire Map es bueno “jugar un poco con las opciones”.

Por ejemplo, puedes pagar y reservar diferentes vuelos por separado en lugar de un viaje redondo,tan simple como buscar en Google vivaaerobus vuelos o en la aerolínea que más te agrade.

Descubrí que en ocasiones me salía más económico volar en varias aerolíneas de bajo presupuesto (es decir haciendo escalas), en lugar de reservar un viaje único de mi punto de origen hacia mi destino final y de regreso.

Incluso puedes ahorrar dinero con el mismo itinerario exacto, solo reservando cada sección de forma independiente.

O al reservar dos boletos de ida en lugar de uno de ida y vuelta.

Dedica unos minutos a experimentar y ve qué se te ocurre, puede ser que en una de esas le pegues a una  combinación que te sea muy económica.

Solo un punto importante con esta estrategia, recuerda que es importante vigilar los horarios de llegada y salida de estos vuelos para tener suficiente tiempo de traslado y no te resulte en un viaje desastroso.

Como anécdota te cuento que siguiendo este par de trucos, en una ocasión en que tenía planeado visitar a mi hermana en Boston me topé con la oportunidad de viajar desde Boston a Dublín por solo $614 usando estas técnicas.

Así que organice bien mi plan de estancia tanto en Boston como en Europa y vaya, algo que no tenía planeado hacer salió así, de una sugerencia y de forma muy accesible.

Al igual que los viajes en general, volar no tiene por qué ser costoso si sabes cómo encontrar las mejores ofertas y estás dispuesto a esforzarte.

La flexibilidad combinada con el gasto de una búsqueda extra de 30 minutos puede ahorrarte mucho dinero que bien lo puedes usar en tu estancia.

Ah! y si piensas viajar, especialmente hacia el extranjero  no olvides el seguro de viaje.

Como dice un dicho en mi país “más vale prevenir que lamentar” y estando tan lejos de casa las emergencias pueden ocurrir y los problemas acumularse, ya sea para protegerte de posibles lesiones o robos en el extranjero, el contar con un buen respaldo como lo sería un seguro de viaje no estaría de más.

Así las cosas con estos tips, ojalá te sean útiles y te ayuden a viajar más durante este año ¡Feliz Viaje!