La Actitud Dorada

Hace unos días acompañe a un amigo mío a unas clases de inglés ya que de ahí nos habríamos de ir a una boda. En realidad yo nunca he sido una persona que le gusten las clases de nada académico ya que, aunque suene mal,  esos años definitivamente ya quedaron por de tras en mi pasado. Sin embargo, esta vez acompañe a mi amigo por mero proceso algo de lo que curiosamente no me arrepiento: algo nada fácil de decir debido a mi naturaleza. La razón por la cual digo esto, se debe a que el profesor que estaba dando la clase era de esas extrañas personas que tienen el poder de inspirar a otras por su mera mímica.

En mi carrera profesional como consultor financiero, he conocido a muchas personas de todo tipo de industrias quienes quieren poner sus finanzas en orden. Por lo general debo decir que trato la mayoría de las veces con los directores generales de la empresa,  algunos de los cuales son personas tremendamente exitosas a nivel mundial mientras que algunos otros son personas un poco más normales y no tan exitosas, al menos en comparación de los que he mencionado.

Durante estos años he notado que las personas mas exitosas en este medio son las personas cuya mera presencia inspira a cualquiera con quien ellos platiquen o con quien sea con quienes sostengan una reunión haciéndoles querer ser personas mas eficientes y mejores en lo que hacen. De hecho, puedo decir, que el éxito que he tenido ha sido en gran parte por estar en contacto constante con personajes de este tipo  quienes pueden levantar a cualquier persona de cualquier situación, sin si quiera tener que hablar del tema que les este afectando.

Todo en la vida tiene una razón de ser  y el estado positivo de conciencia de estos individuos tan exitosos tiene también una explicación. Esta explicación es básicamente resumida en la premisa que son así debido a que simplemente saben que las cosas son posibles puesto a que las consiguen una y otra vez utilizando siempre la misma formula o al menos una formula parecida basada siempre en el saber que la realidad general es una gelatina moldeable a los diseños de nuestros deseos lo que en si les produce una gran energía que actúa como fuego en un pastizal seco.

Esta actitud que luego se convierte en aptitud es una cuya efectividad también esta basada en el hecho que estas personas le han perdido todo miedo a las complicaciones, inclusive he llegado a conocer personas de este tipo cuyo hobby es resolver problemas por lo cual dicen que su trabajo es su hobby. Esta actitud, cuando se obtiene de manera verdadera, tiene la capacidad de deshacer cualquier nudo y de simplificar cualquier problema con un gusto muy poderoso. Esto a mi punto de vista es algo sumamente inspirador : yo creo que ese maestro de ingles era una de estas personas.

Si te interesó el tema, te invitamos a que busques más información en HarmonHall.com