¿Dónde quedó el por favor y gracias?

No sé si estoy exagerando demasiado, si soy muy payaso o simplemente muy de la vieja escuela, pero no hay cosa que me moleste más en la vida que te pidan algo sin decir por favor o al menos te pregunten si puedes ayudar, simplemente te dan la orden y sea o no tu obligación, debes hacerla, sobre todo cuando se trata de temas de trabajo. Yo laboro en uno de los parques industriales de mayor renombre en el Estado de México, en específico en el área administrativa, por lo que tengo contacto tanto con el personal que es la mano de obra y con los que se encargan de los papeleos, entre ellos los jefes. No importa el rango que tenga la persona, pero si me revientan los órganos internos cuando te piden algo sin decir las palabras mágicas: por favor y gracias. ¿Es tan difícil? ¿Por qué no las dicen? ¿No deberían decirlas y yo soy el del problema?

Pese a que siempre me molesta, hay veces que el enojo puede ser menor o mayor. Éste incrementa sobre todo cuando haces UN FAVOR y no una OBLIGACIÓN, que son dos cosas muy diferentes. Por ejemplo, hace poco uno de mis superiores me pidió de favor ayudar con unos reportes de entrega ya que los encargados de ello estaban ocupados en otra tarea, por lo que acepté. Pero el problema vino cuando ya no había trabajo extra y los encargados de esos reportes, si se sentían saturados de chamba, según ellos, me pedían que los ayudara. “Te mandé la información para que me ayudes con los reportes. Avísame cuando estén”, “Estoy muy ocupado, ayúdame con los reportes”, etc. Se escucha como una orden cuando debería sonar como un favor. Al principio lo hacía, pero conforme pasaban los días me empezaba a molestar por la forma en pedir las cosas, así que se los entregaba mal o les decía que ya no podía hacerlo. Quizá si hubieran usado el por favor seguiría ayudándoles, pero no, si no lo usaron al inicio, qué los haría cambiar.

Yo siempre me dirijo a las personas con un por favor cuando les pido algo, aunque sea su obligación. Si al ingeniero le digo que baje la producción, se lo pido por favor, aunque él sabe que debe hacerlo porque es parte de sus obligaciones laborales. Pero debes hacer más énfasis en este par de palabras cuando de un favor se trata, porque la otra persona no está obligada a hacerlo, así que hay que suavizar el tono.

Quizá muchos piensen que en el trabajo no importa si te dicen por favor, pues es un área donde todos hacen trabajo y están ocupados, pero yo no puedo dejarlo pasar. Como les dije, si yo soy el del problema, lo siento mucho, no cambiaré mi forma de pedir las cosas y de la misma forma que quiero que me las pidan. No es difícil, sólo digan por favor o escríbanlo si se trata de comunicación digital. Incluso el que no te den las gracias puedo soportarlo, pero un por favor para mí cambia mucho el tono de la frase y el sentido.

Visita Vesta.com.mx si quieres tener más información acerca de este tema.