Cómo saber qué carrera elegir

Una de las primeras grandes decisiones que se nos presentan en nuestra vida es la de elegir una carrera. Es difícil, ya que gran parte de tu futuro podría depender de lo que decidas, pues será a lo que te dedicarás el resto de tus días, si no es que estudias una segunda profesión o decides no dedicarte a algo relacionado a tus estudios, que es muy común en nuestros tiempos. No soy un experto en la materia, pero me gustaría darte algunos consejos para que puedas decantarte por la profesión que más te agrade.

Lo primero que me gustaría mencionarte es que aprendas a identificar y diferenciar lo que es pasión y aptitud. Seguramente te ha pasado que eres muy buen en cierta materia, quizá matemáticas, pero el simple hecho de pensar que trabajarás con números por el resto de tu vida no sea de tu agrado. Pero adoras la actuación, el cine y el teatro, es tu sueño, pero qué pasaría si decides estudiar actuación y descubres que no eres bueno en lo que haces, comienzas a estresarte y a desesperarte, pues ves el avance de los demás y tú te estás quedando estancado. ¿Elegirías tu pasión o tu aptitud? Una gran pregunta, pues siempre nos han dicho que luchemos por nuestros sueños, pero jamás nos previenen de que quizá no tengamos lo que se necesita para sobresalir y no sabemos cuándo rendirnos, ya que también nos dicen que no nos rindamos.

Lo siguiente que podrías hacer es sentarte o acostarte, sin distracciones, como si fueras a meditar para que tu mente esté fresca y así puedas ponerte a pensar en tu futuro, como un adivino. Imagínate mayor, ya graduado y piensa en dónde te ves trabajando, en qué edificio, quizá en tu casa o en estudios, hay mil opciones. Esto te dará una pista de lo que deseas y podrás ir definiendo cada vez más hacia dónde quieres ir.

Antes de elegir mi carrera, tenía tres opciones que me gustaban, pero no lograba decidirme por alguna de ellas, me estaba estresando en demasía, hasta que llegó un profesor de la preparatoria y me dio el mejor consejo que me han dado en la vida. Primero me preguntó qué era lo que me apasionaba, cuestionamiento para el que no tuve respuesta. Sonrío y me dijo que sabiendo esa respuesta todo sería más fácil. “¿Cómo sé qué es lo que me apasiona?”, pregunté y el maestro me respondió: “Si tuvieras todo el dinero del mundo, que no necesites más para vivir bien, ya lo tienes… ¿a qué te dedicarías?” ¡Pum! Mi mente explotó.

Descubrí qué era lo que me apasionaba y tenía las habilidades suficientes para sobresalir en el mundo laboral, así que elegí mi camino y ahora tengo uno de los puestos importantes en una gran organización, Empresas Aries me abrió sus puertas y he podido crecer a lo largo de mi carrera, todo gracias a la elección que hice de carrera y que no desvié mi camino.