Adiós vacaciones y adiós chamacos

Una de las épocas más felices para los niños es cuando sale de vacaciones; sin embargo, es todo lo contrario para los padres, sobre todo para aquellos que se quedan todo el tiempo en casa y deben lidiar con los demonios de los pequeños, que salen a flote durante esas épocas. Es como si estar en casa les recargara las pilas al doble y no tuvieran un botón de apagado o encendido. En cambio, cuando están en la escuela, que se quieran levantar, vestir y alistar para irse es un gran problema. Ah, pero en vacaciones se duermen tarde y se pueden levantar temprano a ver televisión o a jugar en la tableta, computadora o en alguna consola. Por eso muchos padres celebran el día en que sus retoños deben volver a su vida estudiantil y así les dejarán volver a tener su tiempo de paz y tranquilidad. Por eso hoy quiero mencionarte algunas cosas que puedes hacer con tus pequeños para mantenerlos tranquilos y ocupados durante las vacaciones.

En algunos lugares ofrecen cursos de verano, algunos son para estimular su creatividad, otros para que hagan alguna actividad física y otros para que se regularicen en algunas de sus materias. Esta última opción no te la recomiendo mucho, ya que los niños lo verán como escuela y no querrán asistir o pondrán cualquier cantidad de peros. Así que lo mejor es inscribirlos en alguno donde les enseñen a hacer manualidades, a pintar en cerámica o crear objetos con madera. Lo deportivo también es una muy buena opción, más si es una actividad que a los pequeños les guste, como puede ser el futbol, el karate, el americano, béisbol, natación o algún otro deporte. Así los tendrás fuera de casa y no pegados al televisor; sin embargo, no te desharás de ellos, pues lo más probable es que tengas que acompañarlos, pero seguro habrá actividades en las que ambos se puedan divertir.

Otra extraordinaria opción pero que quizá te cueste un poco más de dinero son los campamentos. Hay lugares donde puedes inscribir a tu hijo para que se vaya un fin de semana a unas cabañas, como podría ser a Valle de Bravo, donde realizarán todo tipo de actividades y siempre estarán muy bien cuidados. Algunas de las actividades que realizan son: Jugar futbol, basquetbol, tochito, saltar de la tirolesa, nadar, aventarse en una resbaladilla de lodo, visitar lugares con animales en cautiverio, realizarán fogatas, cantarán y muchas actividades más que los ayudarán a integrarse con otros niños, además de que podría ayudarlos a tener una personalidad más extrovertida y aventurera.

Si prefieres que se queden en casa, una muy buena opción será que te armes con algunos juegos de mesa para que puedan pasar ratos agradables en familia y sin tener que salir del hogar. Algunas opciones podrían ser el jenga, caras y gestos, turista, maratón, pictionary, scrabble, etc. O quizá podrías enseñarlos a jugar cartas, empezando por lo sencillo e ir incrementando la dificultad. Además de mantenerlos entretenidos, pasaras un buen rato junto a ellos.